junio 14, 2011

Mis primeras impresiones jamás se olvidan (Segunda parte)

Querido Blog:

Era lunes y empezaba un nuevo día de trabajo en un nuevo lugar que se veía más prometedor. Pero al menos en varias cosas tenían puntos a favor.

Para no hacer el cuento tan largo, el lugar es del estilo a los que ya estoy acostumbrada, me dieron laptop, un escritorio grandote donde puedo poner una foto con mi Dante =* Mi antecesora estuvo conmigo un día y medio explicándome a grandes rasgos el puesto, no tengo tantos jefes y no se ven tan payasos, hay aire acondicionado, el sistema de administración es eficiente, etc.

Solo hay dos cosas que tuvieron mal, la primera que mi computadora no estuviera a tiempo y para cuando la tuvieron lista, le faltaban varias bases de datos y programas que en las siguientes semanas habría estado consiguiéndolas. La segunda es la cosa esa del Office communicator que funciona  horriblemente y es súper chismoso con las llamadas que no alcanzo a contestar. Y como en todo trabajo, siempre le reclamarán a uno por no contestar las llamadas… aunque uno no posea un aparato capaz de abrir un vortex y de ésta forma ir y hacer todas las cosas que se deben de hacer “en ventanilla”.

No sé si después me den material para seguir escribiendo en mi categoría de “esclavitud laboral”, porque al menos la compañera que tengo de momento es buena onda y los jefes no se ven tan payasos e ideáticos como los que he tenido anteriormente.

Pero de momento estoy bien, adaptándome al ritmo de trabajo y espero seguir así =)






Escuchando - Daft Punk - Faster, Better, Harder, Stronger

1 comentario:

  1. Nel, nunca has ido así a trabajar y estoy comenzando a creer que sería buena idea aunque no fuera el único que se beneficiara de ello.

    ResponderEliminar