febrero 13, 2010

Día -1

Querido Blog::


Cuando alguien me decía que tenía muchas cosas no le quise creer... hasta que empecé a empacar mis cosas para cambiar de residencia...

Sucedió que, estuve cerca de dos semanas empacando mis cosas, que según yo no eran tantas, pues resultó que si eran muchas, no muchas como para llenar un trailer, pero no todos mis muebles entraron en la mudanza =S

En cierta forma, en mi habitación acostumbraba a no tener cosas de más: deseo para nada respetado por mi progenitora a quien su fijación anal (según el aberrante de Freud) la orillaba a comprarme adornos que realmente no necesitaba, así pues, terminé llenando tres cajas de puras figuras y pobre de mí si no me las llevaba, no tenía ganas de que me hicieran otro drama.

Sucede que también peco de tener mucha ropa, y la fijación de mi progenitora también había aplicado para que incrementara de una manera un poco exagerada (en el caso de mi progenitora es demasiado exagerado y sé que es pleonasmo pero no se imaginan la cantidad de ropa que tiene, tiene tanta que podría usar un conjunto diferente durante años, y no exagero, Dantte es testigo). Estuve varios días "depurando" la ropa, aún así, me llevé dos cajas de ropa doblada y cerca de siete pacas de trajes que tenía colgando en mi closet y no se me hacía que fuera tanta... de hecho... sigo pensando en "que a veces "no tengo qué ponerme!".

Después vinieron los muebles, solo me llevé mi escritorio, mi caminadora, mi futón y mi tocador, me faltaron mis libreros =( El closet preferí dejarselo a mi progenitora (y creo que le faltaría otro), porque habría sido una frieguita desarmarlo, empacarlo, subirlo, bajarlo y armarlo. Mis repisas también se quedaron, habría sido otra frieguita quitarlas y sellar los agujeros que habría dejado, aparte ya no me quedaba tiempo.

Para esta fecha aún tenía algunas cosas pendientes, el tiempo se me hizo poco debido a las circunstancias y no pude tener todo al 100%. Y como lo había comentado, pensé que no tenía tantas cosas, o sería que cada cosa tenía su lugar? En realidad hubo muchas cosas que dejé, casi todo lo que tuve antes de los 19 años, pero no podía llevarme todo, no era práctico. Olvidé varias cosas, unas sin querer, otras queriendo, otras me hicieron dejarlas. Una vez que estuvo todo lo que tenía por llevarme, me quedé unos segundos mirando el que había sido mi cuarto durante tanto tiempo, la primera habitación roja, recordé que nunca antes había pensado en dejarla, era un espacio donde el tiempo no pasaba, asi que cerré la puerta y dejé atrás el aroma a incienso de canela mezcaldo con café, pinturas y naturaleza muerta. Al final recordé una frase que me dijo mi buen amigo Vago: "Llevate solo lo que necesitas en tu corazón".

Cuando llegó el día de la mudanza ya tenía la mayor parte de las cosas listas, solo había que subirlas. Había planeado recoger la camioneta y subir las cosas en por lo menos dos horas, no fue así, tardamos cuatro, a eso agregarle pasar al banco y pasar a despedirse de la familia, fue otra hora, en lo que llegaba a la primera caseta, fue otra hora, total, mi cálculo se movió aprox. 2 horas y media.

El camino estuvo ameno, a mi me tocó ir manejando en mi carro con mi tio y mi primo mientras mi tio iba contando sus historias y nos iba presumiendo su colección de cassettes que había encontrado arrumbados en la casa de mi progenitora: al final terminamos escuchando cuatro cassettes de Les Luthiers, Led Zeppelin, The Doors y ochenteras en español.

La ruta ya estaba trazada, habíamos acordado irnos por la autopista y pasar por León para llegar a Guadalajara, el tiempo aprox. era de 6 horas... hicimos 12... La primera causa fue que no manejamos tan rápido como para hacer 550 kms. en seis horas, y la segunda fue que pudimos haber cortado por La Piedad, pero no lo hicimos, las dos últimas veces que hicimos eso "nos perdimos" (entiéndase que yo no iba manejando) y como se veía medio feito decidimos tomar la otra ruta por esta vez...

Después de tantas horas al fin habíamos pasado la última caseta (y que salió que también fueron más casetas por esta ruta), íbamos entrando por Tlaquepaque y en eso, resulta que la caravana (o sea, mi madre manejando la camioneta) se salió del camino para pasar por gasolina...

Hasta este momento, todo había estado bien, yo llegué bien a la glorieta donde teníamos que dar la vuelta para llegar a mi nueva casa, ahhh pero no se podían esperar, no podían dejar pasar un solo día sin hacer una fregadera!

Cuando pasó eso no servían los celulares, uno no tenía crédito y el otro llamaba y no enlazaba la llamada, cuando por fin contestan empiezan a gritar y a reclamar como si yo les hubiera perdido. Tuve que ir de regreso a buscar la camioneta porque "ni sabían donde estaban". Sucedió que estaban en la entranda de la ciudad! Después todo un show porque "no vayas tan rápido para poder seguirte". Por evitar entrar en los carriles de alta velocidad, terminé en el de baja y que en vez de salida tenía una desviación que nos llevó hasta quiensabedondecarajosfuimosaparar.

Después de varias vueltas, por lo menos llegamos a una avenida conocida de donde nos dieron instrucciones par poder, al fin, llegar a casa...

Luego de ahí todo fue más fácil, ya conocía el camino, al fin llegamos a la casa, al fin pude abrazar y besar a Dantte. Descargamos todas las cosas, nos fuimos a cenar y de ahí, al fin pude dormir al lado de mi Amado.

Moraleja: Si Ud. tiene unos familiares que son medio desesperados, dramáticos, no les gira la piedra y no saben qué hacer en caso de emergencia, nunca los lleve de viaje y mucho menos les encargue su mudanza.

Moraleja 2: Nunca le deje el mapa a la persona que sabe que se va a perder, por alguna razón, no saben ubicarse en un mapa.

Moraleja 3: No todas las ciudades tienen vías "lógicas" como las que tiene el D.F., no trate de encontrar el camino de regreso aplicando la "lógica defeña", o terminará en una autopista hacia Michoacán.

Moraleja 4: Siempre llévese una chamarra, no sabe si en algún momento se tendrá que quedar varado en un lugar con temperaturas -0º.

Moraleja 5: PÓNGALE CRÉDITO A SU CELULAR!!!!!!!!!!


AH QUÉ VIAJECITO!!






Escuchando: Clan of Xymox - Moscovite Mosquito

3 comentarios:

  1. A ver... seré muy breve y te diré solamente dos cosas:

    No necesitas ropa para tres meses (y que además con esa tela podrían hacer cobijas para todos los Haitianos damnificados) en tu corazón.

    Y no existe la lógica defeña... o sea, cómo de que no hay rutas lógicas?? EL DF CARECE DE LÓGICA!!

    Pero en fin, lo importante es que al fin llegaste y desde entonces hemos sido muy felices juntos.

    TE AMO!

    ResponderEliminar
  2. bonita crónica de mudanza...

    si hay lógica defeña... por lo general si tomas una calle y te pasas basta que des una vuelta en la perpendicular y encuentras la paralela que te lleva de regreso... un cuadrito digamos..

    pero hay lugares en el DF que los planearon con las patas, así que por esos lugares no respondemos.

    lo mejor de todo es la rola escuchada...

    CLAN OF XYMOX rules!!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja! me encantaron sobre todo, los consejos del final, los tendré que anotar, pa´cuando llegue la hora, mi hora.

    ResponderEliminar