febrero 06, 2010

El día que por fin cancelé mi tarjeta!

Querido Blog:


Como el único propósito de año nuevo que hice fue: Terminar varias cosas que había empezado y ponerle fin a varios males; entre todo eso estaba cancelar mi "Adorada" tarjeta de Suburbia que lejos de causarme alegrías me causaba dolores de cabeza entre tanta jalada con la que salía.

Y como realmente no quería empezar un nuevo ciclo de mi vida cargando con tanto lastre, me propuse liquidar la cuenta lo antes posible para que quedara en ceros y después poder cancelarla sin que me la hicieran de tos por haberles dejado un centavo en la deuda.

Realmente no fue tan difícil (sin sorpresas hasta el momento), les pagué hasta los 3 centavos que les debía (ahh no fuera uno quien les deja debiendo 3 centavos porque un tache enorme y rojo aparece en mi reporte del buró de crédito ¬¬ ); con todo y que les pagué directamente en las cajas de la tienda me salen con que he de esperar 48 horas a que mi pago quede debidamente registrado! (o sea, en 48 horas se jinetean mi dinero del cual JAMÁS recibí intereses) Ok, esperé las benditas 48 horas para llamar y ponerle fin a eso.

Lo curioso fue que para empezar estuve como 5 min. en espera de que alguien me contestara y cuando por fin me contesta una monita me pregunta bien hipócritamente amable: ¿Cómo ha estado su día?... "Tan bueno que hoy me dieron ganas de cancelar su mugrosa tarjeta, cómo la ve?" No le contesté eso pero qué ganas de hacerlo ¬¬

Para esto yo ya tenía mi coartada perfecta e irrefutable, esto, porque anteriormente ya había tratado de cancelarla, obviamente sin éxito; la primera vez fue hace como tres años, me convencieron de quedarme ahí al bajarme la tasa de interés y aumentando mi límite de crédito, ilusamente cai de nuevo en su trampa ¬¬ pero esta vez no iban a poder conmigo U_U

Así que en el momento en el que me preguntaron "¿Por qué causa está cancelando su cuenta?" Fue de contestarle: Porque me voy al extranjero y tengo la decencia de cancelar la cuenta, si no se cancela ¿a quién le van a cobrar, no?

Acto seguido, me dieron mi número de folio XD

Y después de eso... me desahoqué con la tarjeta ¬¬

Así era al principio:



Después la hice pedazos:




La volvía partir en pedacitos:




Y luego agarré las tijeras y le dí con todo mientras pensaba en todas las veces que me hicieron jaladas, que llamaba para hacer aclaraciones y me contestaban despóticamente como si ellos me estuvieran haciendo un favor, en todos los intereses que me cobraron a lo largo de estos años (o sea el CAT), en todas las veces que hicieron cargos a lo bestia y en el trato que recibía por parte de sus "Ejecutivos de cuenta que amablemente te atenderán"!






Al fin me he librado de esa cosa! ¬¬

Ahora...


Voy por ti Banamex! ¬¬





Escuchando: Metallica - Die Die My Darling

2 comentarios:

  1. Bien hecho! Asi hasta que termines con todas!

    ResponderEliminar
  2. Mátalaaaaaas!!!

    Sin pieeeedaaaad!!!

    Si, esas malditas tarjetas hacen un desmadre, tan inocentes que se ven ellas...

    ResponderEliminar